El excampeón mundial mexicano Julio César Chávez Jr. estaba programado a combatir el 1 de diciembre contra el también mexicano Alfredo «Perro» Angulo, en la misma cartelera que protagonizarán los pesos completos Deontay Wilder, de Estados Unidos, y Tyson Fury, de Inglaterra, por la corona del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en Los Ángeles, California.

Todo iba bien, pero de nueva cuenta surgieron las indisciplinas del hijo del Campeón. Personal cercano a Premier Boxing Champions, confirmó que la pelea tiene que ser cancelada a pesar de haber sido presentada de forma oficial, debido a la falta del junior, es por ello que en los siguientes días se les notificará a ambas partes.

El motivo es que Chávez Jr. faltó en reiteradas ocasiones a su cita con el médico de la comisión local. Este combate representaba el regreso de Junior a los encordados, además de su presentación en la categoría de los pesos supermedios, por lo que la pelea se había pactado a 10 rounds.

Esta es se suma a las ya conocidas que los involucran en problemas de alcoholismo, drogas, indisciplinas en entrenamientos.

La última ocasión en la que Chávez Jr. subió al ring fue para enfrentar al monarca mexicano Saúl «Canelo» Álvarez, en peso pactado a 164 libras, esa noche cayó por decisión unánime.