Desde hace varios años, el mundo del fútbol se ha acostumbrado a que Messi y Cristiano Ronaldo sean las atracciones principales del deporte. Los jugadores del Barcelona y Real Madrid suelen estar en todas las portadas y ser siempre la historia más llamativa. Sin embargo, de vez en cuando otros nombres brillan más que el resto, y esta vez es Mohamed Salah de quien todo el mundo está hablando.

El ‘Messi egipcio’ como muchos le han empezado a llamar, está teniendo una increíble temporada en la Premier League con el Liverpool. Acumula 36 goles en 41 partidos oficiales de su equipo para un promedio de casi un gol por encuentro y se ha convertido rápidamente en uno de los goleadores más efectivos del mundo. Esto, por supuesto, le hace muy bien al fútbol y a todos sus patrocinantes… bueno, casi todos.

Resulta que debido a una promoción ofrecida en Egipto por la compañía telefónica Vodafone, cada vez que Salah marque un gol, todos sus suscriptores recibirán 11 minutos de llamadas gratis por ser 11 el número del futbolista. Sacando cuentas rápidas: 43 millones de usuarios + un costo de 35 centavos por minuto en llamadas = $165 millones en pérdidas para la compañía cada vez que Salah grite un gol.

No es seguro cuánto tiempo más estará Salah con los ‘Reds’. Muchos piensan que ocurrirá como con Coutinho y que el jugador egipcio terminará yéndose del Liverpool a uno de los equipos millonarios de Europa por una gran cantidad de dinero y aunque es muy posible que eso pase, el conjunto dirigido por Jurgen Klopp debe enfocarse en el presente ya que tienen una bonita oportunidad de demostrar de qué están hechos.

La batalla por la Premier League se ve imposible con un Manchester City escapado en la punta, sin embargo, el Liverpool se enfrentará precisamente al equipo de Pep Guardiola en los Cuartos de Final de la Champions League y aunque no será nada fácil, tienen la oportunidad perfecta para ser los primeros que le hagan daño esta temporada a los ‘cityzens’. Para ello, es importante que Salah continúe con su gran nivel y le haga perder unos cuantos millones más a la compañía telefónica en Egipto.