Redacción

El secretario de finanzas de Brasil anunció que existe interés para que su país sea el anfitrión de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA a celebrarse el próximo diciembre.

Luego de que Japón anunciara su retiro como sede de la edición 2021 del mundial de clubes debido a la contingencia sanitaria, la FIFA se encuentra en busca de una nueva locación y Brasil no tardó en asumirse como candidato.

“Estamos iniciando las negociaciones para que la final del Mundial de Clubes pueda disputarse en Río de Janeiro luego de que Tokio renunciara al evento.”, dijo el secretario Pedro Paulo a través de sus redes sociales.

Paulo agregó que, en caso de que su nación resulte elegida para realizar el torneo, los partidos se llevarían a cabo tanto en el Estadio Maracaná como en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro.

El principal competidor para Brasil es Sudáfrica, que también ha señalado su intención de albergar la competencia de siete equipos en donde participa el campeón de cada confederación y el ganador de la liga local del país anfitrión.

El país Carioca se ha encargado de abrir sus puertas para recibir a las últimas dos ediciones de la Copa América, en 2019 y 2021, por lo que pensar en que se le otorgue la sede no sería una sorpresa.