En el seno de la Selección Mexicana a nadie le pasa la idea de que frente a Brasil será la última oportunidad de competir en el Mundial de Rusia 2018,  “nos motiva estar a un triunfo de llegar al quinto partido. “Está en nuestras manos. Ante Brasil es el partido de nuestras vidas”, precisó el capitán Andrés Guardado.

Guardado y Alfredo Talavera acudieron a la conferencia de prensa para expresar lo motivados que están para enfrentar a la Canarinha  el próximo lunes en Samara.

“Por más que yo crea que hay grandísimo talento en esta selección, somos jugadores diferentes en el aspecto mental, con un convencimiento diferente, al final se nos va a juzgar si conseguimos pasar o no. Esa es la realidad. No es algo que nos preocupe muchísimo”, añadió.

El futbolista entiende que para este equipo no habrá mejor recuerdo que cumplir el quinto partido, porque en caso contrario, sabe que habrá fuertes críticas.

Los ácidos comentarios en contra de la Selección Mexicana los toma como vienen y  asegura que los jugadores están acostumbrados a vivir todo tipo de situaciones y entiende que no van a cambiar la mentalidad sobre cómo se les juzga.

“Estamos tranquilos porque pasamos en un grupo muy difícil. Nadie daba un peso por nosotros… El primer objetivo se consiguió, no estamos contentos por la derrota, nos hubiera gustado salir primero de grupo, pero es pasado”.

Admitió que ante Suecia fue una gran lección, porque entendieron que el estilo de juego europeo,  juego aéreo, juego directo les hace daño.

“No hemos sabido enfrentar o plantear ese tipo de equipos. La lección más grande es que debemos cambiar el estilo de juego. No darles espacio para el contragolpe y el juego aéreo, pero lo quiero dejar de lado y analizar lo que viene porque contra Brasil es el partido de nuestras vidas”, precisó.

En cuanto al equipo en general aclaró,  “todos estamos preparados para jugar. Somos 23 un equipo, un grupo unido y lo que haga Osorio será lo mejor para el equipo. Así lo vamos a tomar”.

¿NEYMAR EXAGERA?  Cuando a Guardado se le preguntó sobre el estilo de juego de Neymar dijo, “Todos le conocemos, no me corresponde a mí ni a nosotros juzgarlo. Sino a los árbitros y la FIFA. Le gusta exagerar las faltas, tirarse mucho. Los que tienen que poner un alto son los árbitros no nosotros”.