«Boxing Day» envenenado para Guardiola. El Manchester City cayó contra todo pronóstico frente al Leicester City (2-1) y se queda a siete puntos del liderato, algo desde luego absolutamente inesperado. A pesar de que el equipo «citizen» consiguió adelantarse en el marcador a través de Bernardo Silva, los «foxes» le dieron la vuelta al resultado en su estadio. Primero, gracias a un gol de Albrighton, y después, con un tanto absolutamente lapidario de Ricardo Pereira. Los de Guardiola llevan dos derrotas consecutivas: ante el Crystal Palace y ante el Leicester City.

La derrota del City choca con el gran triunfo del Liverpool, que venció por goleada, con un 4-0 al Newcastle. Los tantos fueron obra de Lovren, Salah, Shaqiri y Fabinho. El equipo de Klopp suma y sigue, poniendo tierra de por medio con el equipo de Guardiola y sigue soñando con ganar la Premier League.

Nada más acabar el partido, Guardiola comentó «aún queda mucha temporada, tenemos que luchar por muchas cosas. Ellos marcaron un gol fantástico y el fútbol es fútbol. Tenemos que aceptarlo y trabajar cada vez más duro», manifestó el técnico catalán. Además Pep añadió en conferencia de prensa que «ahora tenemos que pensar en el Southampton. Tenemos que ser humildes, tenemos que trabajar, y superaremos esta situación», sentenció Guardiola.