El boxeador mexicano Luis “Pantera” Nery se mostró satisfecho con su contundente victoria sobre el japonés Shinsuke Yamanaka, en espera de una nueva oportunidad para disputar un título del mundo.

Nery venció el jueves y por nocaut técnico en dos rounds al pugilista nipón un día después de perder el título gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en la báscula, pero se declaró listo para buscar una nueva pelea por un campeonato.

“Todo salió bien, las cosas salieron perfectamente, nos preparamos para esto. Ahora a seguir entrenando para que nos den otra oportunidad para un título mundial, pero a seguir echándole ganas, con todo para adelante”, apuntó.

Pese al problema ocurrido el miércoles, cuando marcó en la báscula 123 libras, cinco arriba del límite de la división, dejó en claro que se mantendrá en peso gallo y la falla fue debido a un nuevo método que utilizó para bajar de peso.

“Hicimos una buena preparación, se corrió bien, la alimentación fue buena, (pero) nos sometimos a una forma para bajar de peso nueva que no habíamos hecho, no funcionó en nuestro cuerpo, fue otro tipo de método”, aseveró.

Dejó en claro que no es una justificación a la pérdida de su título mundial, pero el nuevo plan al que lo sometió el nutriólogo no funcionó en su cuerpo, porque se deshidrató.