EFE).- La española Aliona Bolsova se mostró este lunes satisfecha de su participación en Roland Garros, su primera incursión en el cuadro final de un Grand Slam, en el que alcanzó los octavos de final procedente de la fase previa, suficiente para colmar sus expectativas.

«Ya llevaba días cansada, sobre todo mentalmente. Son muchos partidos, mucha concentración, asimilar lo que viene con cada victoria, mucha presión. No es fácil estar en la situación y manejarla bien. Ahora ya está, me voy a mi casa a descansar muy contenta con lo que he conseguido», dijo tras perder contra la estadounidense Amanda Anisimova, de 17 años, por 6-3 y 6-0.

Bolsova, de 21, dijo que entró «nerviosa» a la pista por afrontar unos octavos de final y reconoció la superioridad de su rival, que, pese a su juventud, tiene mejor ránking y más experiencia en este tipo de citas.

«Ha cometido pocos fallos en el partido y yo estaba un poco más cansada, no estaba tan viva de piernas, no llegaba a las bolas, ella ha llevado la iniciativa (…) Ha salido supervaliente», comentó.