Andrés Guardado disputó los 90 minutos, dio una asistencia y le fue perdonada la tarjeta amarilla por cortar un ataque del rival con la mano.

El conjunto del Real Betis Balompié, con una asistencia incluida del mexicano Andrés Guardado, despertó y rescató el empate 2-2 contra Athletic de Bilbao, que jugó con un hombre menos en el segundo lapso.

Los béticos buscaron aprovechar su condición de anfitrión en la cancha del estadio Benito Villamarín en esta quinta fecha de la Liga de España, pero un mal comienzo de juego los puso en clara desventaja.

Todavía no pasaban ni 20 minutos cuando los Leones ya estaban 2-0 y encaminados a la victoria con los goles de Iñaki Williams (7) y Raúl García (18),

Sin embargo, no todo fue color de rosa para los bilbaínos ya que Markel Susaeta se fue expulsado por doble amarilla para dejar a la visita con 10 futbolistas a los 45 minutos.

Con todo el segundo tiempo por delante, Betis tuvo capacidad de reacción y aprovechó la superioridad numérica para al menos evitar la derrota ante sus seguidores.

Al minuto 51, Marc Bartra recibió el balón por parte de Andrés Guardado y el defensor sacó disparo fuera del área para recortar distancias 2-1 a pesar de que el portero Unai Simon alcanzó a tocar el esférico.

Los verdiblancos insistieron al ataque y Athletic apostó por jugar ordenado atrás y aspirar a un contragolpe que liquidara el compromiso, pero su plan no le funcionó. Los locales empataron 2-2 por conducto de Sergio Canales, al 68.

La paridad no se movió, Betis continuó al acecho, pero los vascos aguantaron hasta el final para llevarse un empate un poco agridulce cuando estaban dominadores y arriba en el marcador con cierta claridad. Con este resultado ambas escuadras llegaron a a seis unidades.

Andrés Guardado disputó los 90 minutos de manera aceptable, aunque al principio como a todos sus compañeros les costó el cotejo. Dio una asistencia y le fue perdonada la tarjeta amarilla por cortar un ataque del rival con la mano.