La velocista holandésa Madiea Ghafoor fue detenida cuando se dirigía a su lugar de entrenamiento, la policía descubrió que portaba 50 kilos de droga en su automóvil.

La velocista nacida en Ámsterdam, pero de origen paquistaní fue detenida desde el 18 de junio, pero fue hasta el 19 de julio que el tribunal del distrito de Kleve en Alemania presentó los cargos y que se dio a conocer la noticia.

La velocista holandésa Madiea Ghafoor fue detenida cuando se dirigía a su lugar de entrenamiento, la policía descubrió que portaba 50 kilos de droga en su automóvil.

La velocista nacida en Ámsterdam, pero de origen paquistaní fue detenida desde el 18 de junio, pero fue hasta el 19 de julio que el tribunal del distrito de Kleve en Alemania presentó los cargos y que se dio a conocer la noticia.

Todo ocurrió durante un reten en dicha localidad, Ghafoor de 26 años fue sorprendida por la policía, quien le pidió que bajara del auto, pero se no quiso, argumentando que no llevaba nada prohibido.

Tras su negación, el automóvil fue revisado y fue ahí donde se encontraron varios kilos de metanfetaminas y éxtasis en su cajuela.

La velocista que había obtenido la mínima calificación para competir en los próximos Mundiales de atletismo en Doha, portaba 50 kilos de dichas drogas con un valor de 2 millones de euros.

«Estamos en shock. Si estas acusaciones son ciertas, entonces pueden significar el final de su carrera deportiva», fue parte del comunicado que la Federación de Atletismo. Formaba parte de la delegación de Atletismo de Holanda.
Además compitió en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el relevo 4×400.