Redacción

Fotografía: AP

Derrotado el sábado a los puntos por unanimidad por el ucraniano Oleksandr Usyk, el ahora excampeón del mundo británico de los pesados, Anthony Joshua, declaró que quiere una revancha «al 110%».

Joshua dispone en efecto de una cláusula para un segundo combate contra Usyk para intentar recuperar sus cinturones, como hizo en diciembre de 2019, tras la primera derrota de su carrera profesional, contra Andy Ruiz Jr. en junio de 2019.

«No soy ese tipo de personas que pone mala cara. Es una oportunidad de oro poder combatir por el título de campeón del mundo de los pesados», añadió Joshua, que ya piensa en el próximo combate. «Enseguida, he mirado el combate para saber en lo que debo mejorar», señaló el boxeador de 31 años.