Ciudad de México – Con la tranquilidad de haber obtenido una buena ventaja en la Ida ante Gallos, Cruz Azul regresó este jueves a los entrenamientos en La Noria, de cara a lo que será el partido de Vuelta del próximo sábado en la cancha del Estadio Azteca, con una ventaja de dos goles.

Los titulares que estuvieron en la Corregidora, realizaron trabajo regenerativo en el gimnasio, mientras que quienes no tuvieron actividad hicieron entrenamiento en la cancha, todo ello bajo las órdenes de Pedro Caixinha.

Sin embargo, no todo es tranquilidad en el conjunto cementero, porque el colombiano Andrés Yair Rentería no pudo entrenar debido a que presentó molestias musculares, e incluso abandonó las instalaciones del club junto al médico del equipo para realizarse pruebas y saber cuál es el grado de lesión del atacante cementero.

La Máquina entrenará este viernes en las instalaciones de La Noria, toda vez que no podrá hacerlo en la nueva cancha del Estadio Azteca, misma que fue colocada esta semana, aunque sí podrán reconocerla al menos de vista.

«Existía la posibilidad de hacer el reconocimiento de la cancha con un entrenamiento ligero el viernes, pero no será posible. Lo haremos sin entrenar y esperamos que la cancha esté en condiciones óptimas para que se pueda jugar un partido de futbol”, dijo Caixinha en conferencia de prensa en la Corregidora.