Redacción RK

La imagen de Paula Dapena sentada de espaldas en el centro del campo de la ciudad deportiva de Abegondo, en A Coruña, rompiendo la fila que formaban sus compañeras en el minuto de silencio en memoria de Diego Maradona antes de un amistoso de su equipo, el Viajes EntreRías, contra el Deportivo, ha dado la vuelta al mundo.

La jugadora gallega, de 24 años, decidió actuar así como gesto visible de disconformidad. «Por las víctimas no se guardó un minuto de silencio, entonces, yo no estoy dispuesta a guardar un minuto silencio por un maltratador y que no se haga por las víctimas», explicó a posteriori.

Días después, su gesto la ha situado en el centro de la diana de muchos seguidores del astro argentino, que la están insultando a través de las redes sociales, incluso la han amenazado de muerte. «No lo esperaba. Está siendo agobiante, pero lo volvería a hacer una y mil veces», ha admitido la joven, que no se esconde y reitera sus argumentos.

«Tengo mis ideales, creo que para ser jugador y buen deportista tienes que tener valores por encima de tu fútbol. Maradona era un maltratador, no nos podemos olvidar de eso. No critico que se haya drogado. No. Muchos lo han hecho, pero se están haciendo daño a sí mismos. En el momento en el que pasas la línea para hacerle daño a otras personas es cuando ya no los considero referentes», reitera sobre su decisión.