Redacción

Fotografía: Imago7

Los aficionados mexicanos que estuvieron en el Estadio Cuscatlán sufrieron la hostilidad de la afición salvadoreña en recinto durante el partido y también posterior al encuentro donde México se quedó con los tres puntos derrotando 2-0 a La Selecta.

Durante el partido la lluvia de objetos y líquidos los acompañó en todo momento, pero más cuando cayeron los dos goles con los que México derrotó a El Salvador.

A los que les fue peor fue a los integrantes de La Rebel, grupo de animación de los Pumas en la Liga MX, quienes consiguieron boletos en la cabecera sur y tuvieron que convivir gran parte del juego con la Vietnam.

Al igual que los otros aficionados mexicanos también batallaron con los objetos que les aventaron, pero al final del encuentro tuvieron que ser custodiados por la policía debido a que empezaron a recibir más insultos.

Las dos porras tuvieron que esperar cerca de 30 minutos para poder desalojar el Cuscatlán y lo hicieron con seguridad para no ser agredidos en su camino a la calle.