El Barcelona ha dejado escapar a otra de las perlas de La Masía. El holandés de 16 años Xavi Simons, que la pasada temporada militó en el cadete A, se ha comprometido con el París Saint-Germain hasta 2022. El centrocampista, estrella de las redes sociales pese a su edad gracias a su talento y a su curioso look, contaba con una buena oferta de renovación por parte del conjunto azulgrana, pero ha decidido rechazarla y marcharse. Cabe recordar que su representante es el polémico Mino Raiola, con quien el Barça no tiene precisamente una buena relación.

Al contrario de lo que sucedió tras la marcha de otros canteranos, la afición azulgrana no se ha tomado nada mal la salida de Simons. De hecho, el jugador ha recibido multitud de críticas y hasta insultos calificándolo de “pesetero”, “traidor” o “mercenario” en Twitter tras anunciar que dejaba el Barça para fichar por el PSG. Algo poco entendible cuando estamos hablando de un niño de 16 años.